germinar semillas de cannabis

En agua, con servilletas, entre algodones directamente en la tierra son algunas de las formas que podemos utilizar para la germinación de nuestras semillas de marihuana. Para hacerlo así simplemente hay que poner tierra hasta la mitad de la maceta (para cuando germinen rellenar y tapar el tallo largo) y rie antes de poner las semillas que se entierran sólo unos milímetros y le pones una pizca de tierra encima y la aprietas con los dedos para que la semilla tenga tierra húmeda alrededor y germine.
– ABRIL (N) – OCTUBRE (S) = Aquí ya estamos en mejores fechas, ya hace más calor aunque aún hace algo de frío para las plantas ya que ellas están bien a partir de 20º, en las zonas calurosas ya se puede plantar y sacar algo de ventaja, pero en los sitios donde todavía no se pueda ir en manga corta es mejor esperar hasta el siguiente mes.
ministry of cannabis con el embarazo, la marea con el estado de ánimo de las personas, la luna también posee una gran influencia sobre la agricultura y el cultivo de todas las plantas, como es el caso del cannabis y la germinación de las semillas de marihuana.
Pasar a floración nuestras plantas es muy sencillo, solo debemos modificar el ciclo lumínico poniendo doce horas de luz continuadas y doce horas de total y absoluta oscuridad continuada (nunca entréis a ver vuestras plantas si están en las horas de oscuridad porque podéis estresarlas y que la floración se complique mucho).
Problema de germinar en tierra: Las semillas si las plantamos directamente en la tierra tardan de una a dos semanas en germinar y es un tiempo perdido porque no VEMOS LO QUE PASA BAJO TIERRA, a diferencia del método del platito que con solo abrir podemos ver cómo va la cosa.
Aunque a la hora de cultivar en exterior fuera de temporada se puede partir tanto de semilla como de esqueje, os recomendamos éstos últimos puesto que cuentan con la ventaja de estar desarrollados y las semillas por el contrario no gozarán de las mismas facilidades para salir adelante y conseguir un buen crecimiento.
3º- Ponemos los Jiffys con las semillas en el invernadero que nos dará unas condiciones óptimas en humedad y temperatura y esperamos sobre 2-3 dias a que saquen la cabeza, ya mismo podemos poner un cfl fluorecesentes de pocos watios para estimular la salida de la semilla hacia la luz.
Si la altura y la discreción son un problema puedes realizar podas, plantar algo más tarde de lo normal plantar semillas autoflorecientes , aunque estas últimas mencionadas ofrecen producciones y calidades más bajas que las feminizadas fotodependientes.
Una de las cosas primordiales en este tipo de cultivo es realizar bien toda la fase vegetativa, favoreciendo a un buen desarrollo de las raíces y que en ningún momento nuestras plantas sufran algún tipo de estrés, sea el que sea, (hídrico, lumínico…) ya que, debido a esto nuestras plantas retrasarían durante unos días su crecimiento viéndose esto repercutido tanto en la cantidad como en la calidad de nuestra cosecha total.
Los riegos en el cultivo de exterior se puede decir que es la parte mas pesada y conflictiva de todas las tareas que se llevan a cabo, aunque hay distintos trucos de riego vamos a los 2 mas básicos, pues la tierra debe permanecer húmeda la gran parte del tiempo, y eso conlleva una rutina en la frecuencia de visitas al lugar.

Share This: